Buscar este blog

lunes, 24 de noviembre de 2008

Arequipa contará con un centro de primer nivel para atender cáncer

El hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo, de Essalud, en Arequipa, se convertirá a partir del 15 de diciembre en el primero del país en contar con equipos de última generación para la aplicación de medicina nuclear en el tratamiento del cáncer. Ello con una inversión superior a los 22 millones de soles.

La presidencia ejecutiva de Essalud destinó 18 millones de soles del total de recursos con que se contaban para adquirir un acelerador lineal y un tomógrafo multicorte para el tratamiento del cáncer, además de un resonador magnético y una cámara gamma. Asimismo, invirtió cuatro millones de soles adicionales para la edificación de una adecuada infraestructura que albergue los modernos equipos.

Este equipamiento convierte al mencionado hospital en un centro referencial para la atención del cáncer en todo el sur del país e incluso para las zonas fronterizas de Bolivia y Chile, refiere el gerente de la red asistencial, Lizardo Lozada.

La instalación del acelerador lineal y del tomógrafo viene siendo supervisada por un equipo multidisciplinario compuesto por los médicos Augusto Cárdenas (físico médico) y Carlos Vargas Corpancho (oncólogo radioterapeuta), quienes siguen cada detalle de los trabajos de montaje.

Una vez instalados estos equipos, proceso que se estima culmine el 15 de diciembre, los médicos los probarán durante tres semanas para verificar su funcionamiento. Debido a ello se prevé que a inicios del 2009 los pacientes con cáncer podrán empezar a ser atendidos en Essalud de Arequipa y ya no en Lima, como ocurre hasta ahora. Los ambientes donde se vienen instalando los modernos equipos requirieron de una construcción especial debido a que estos trabajan con energía nuclear que debe mantenerse aislada del exterior.

Así, el Consorcio Arequipa II se encargó de edificar un búnker de concreto de alta densidad con una tecnología especial, que primero debió recibir el visto bueno del Instituto Peruano de Energía Nuclear (IPEN). El búnker se ubica detrás del hospital y se trata de una edificación que tiene la forma del caparazón de un caracol.

Las paredes, el techo y el piso tienen un ancho de 2,40 metros y están construidos de una mezcla especial de concreto con una densidad superior a 2,35 gramos por centímetro cúbico. Además tiene una puerta de acceso especial que llega a pesar aproximadamente ocho toneladas.

No hay comentarios.:

Related Posts with Thumbnails

Estadisticas